News

Know about market updates

Lo dejo todo y me voy al Campo

Frutos rojosLes Pitus Pitus

Asturcones       Frambuesa

 

Te has planteado alguna vez “lo dejo todo y me voy al campo”,  hay que ser tan drásticos?,  hay etapas en la vida en la que se plantea, un cambio radical en una encrucijada.

Dar salida a esos planteamientos, resolver esa encrucijada tomando el camino correcto, nos preocupa, nos quita el sueño, nos preguntamos. pero seré capaz de cambiar de vida?, ¿cómo podría asumir este reto?, realmente es tan bonito como parece?  y si fracaso?

Preguntas lógicas que nos enfrenta al dilema, en esta situación, ante estos planteamientos, hay variadas actuaciones, distintas respuestas.

Las personas emprendedoras, valoran la situación y toman la decisión asumiendo los riesgos que toda iniciativa o todo emprendimiento conlleva.

Las personas conservadoras asentadas en su zona de confort, enfocan la situación, desde una perspectiva de su estatus actual, buscan, estudian y plantean como conseguir un negocio perfecto, no tienen en cuenta la cita de Voltaire “lo mejor es enemigo de lo bueno”, quedando en la inanición, siguen en su zona de confort, no consiguen emprender

Imagínate que te encuentras con la posibilidad de esta impresionante propiedad , Que harías con tu sueño?

Lógicamente, lo primero analizar la propiedad, características, condiciones, precio, posibilidad de negociación, acudiendo a la Inmobiliaria, pide aclaraciones, datos y dudas que tengas, que no te quede nada por saber sobre la propiedad.

En segundo lugar, enfoca tu negocio, que deseo hacer, un hotel Rural?, un hotel y una explotación hostelera?, solo vivir con mi familia, disfrutar del medio y cultivar frutos rojos y otros productos? ¿O quizás prefieres un negocio de Agroturismo?, tú decides el sueño es tuyo, tú lo puedes moldear

En tercer lugar, ¿haz los números, cual es la inversión total? ¿cuánto tengo ahorrado?, que crédito puedo obtener?, de nuevo acude a la Inmobiliaria, te asesoraran, sobre cómo obtener las mejores condiciones en la financiación

En cuarto lugar, haz tu plan de viabilidad, como cuánto y cuando voy a obtener los ingresos, como realizo el estudio de mercado, cual es mi plan de tesorería y  como aguantar mientras obtengo los resultados.

Si ves que todo te cuadra, adelante da el salto, es tu proyecto, es tu vida, sal de la encrucijada y toma el camino, ¿es difícil?, por supuesto, ¿tiene riesgos?, claro que sí, pero merece la pena arriesgar, ¡el resultado es muy satisfactorio!!